Like most websites we use cookies. If you're happy with that, just carry on as normal - otherwise to find out more click here.
 
 
 
Inicio   ›   Golondrina común   ›   Migraciones
sound offsound on
Imprimir
Enviar a amigos

Golondrina común

Probablemente la Golondrina Común es uno de los más populares visitantes del verano. Llega a Europa entre marzo y abril habiendo volado 10.000 kilómetros desde sus cuarteles de invierno en el sur de África. El viaje le lleva alrededor de cuatro semanas, y los machos habitualmente llegan primero. Durante años la gente ha celebrado su repentina aparición como una señal de que el verano está en camino.
En España, desde abril la mayoría de las golondrinas comienzan a criar.
Instalan su hogar en campo abierto, generalmente cerca del agua y de edificaciones rurales como graneros o cuadras donde poner sus nidos. La hembra pone de tres a seis huevos. Hacia el mes de mayo, su primera pollada puede volar abandonando el nido. Pero entonces los padres tendrán que sacar adelante una segunda nidada e incluso una tencera.
Entre septiembre y octubre, la mayoría de las golondrinas se preparan para migrar. Revolotean inquietamente y se agrupan sobre los cables de teléfono. La mayoría comienza a migrar en septiembre con sus crias jóvenes que son las primeras en irse. Algunas rezagadas pueden permanecer en el continente hasta octubre.
Las golondrinas que parten de diferentes partes de Europa, vuelan hacia destinos distintos. El viaje de vuelta a África les lleva alrededor de seis semanas. Las nuestras atraviesan el Estrecho de Gibraltar para alcanzar Marruecos e invernan desde el sur del desierto del Sahara hasta Sudáfrica.
Las golondrinas migran por el día, vuelan bastante bajo y cubren cerca de 320 kilómetros cada día. Al anochecer pernoctan formando enormes dormideros sobre zonas de carrizales donde hacen escala. Debido a que se alimentan enteramente de insectos voladores no necesitan engordar antes de su partida, ya que pueden tomar su alimento por el camino. Sin embargo, un gran número de ellas muere de inanición. Si consiguen sobrevivir, pueden vivir hasta dieciséis años.

Spring Alive is supported by

HC Group